Foto: Enrique Berardi | PGA Tour LA
Este jueves comienza el 113° VISA Open de Argentina presentado por Macro, válido por el PGA Tour Latinoamérica, y hay harto en juego. No solo porque se disputa el penúltimo torneo del calendario que marcará casi el camino definitivo de los cincos que conseguirán tarjeta en el Web.com Tour, también porque allí se puede abrir la opción de un major.
En Pilará Golf Club, diseño de Jack Nicklaus Signature, se jugará uno de los torneos más tradicionales del circuito y Latinoamérica. Tan así que el ganador del certamen obtendrá un boleto para disputar The Open 2019, a desarrollarse entre el 18 al 21 de julio en Royal Portrush Golf Club en Antrim, Irlanda del Norte.
Por lo mismo, esta semana en Argentina se junta mucho. Los que ya perdieron la esperanza para conseguir un cupo en el Web.com Tour o al menos en el Q-School, tienen flor de oportunidad para rescatar el año. Ese es el caso, por ejemplo, de Mito Pereira. El chileno ha vivido uno de los años más duros desde que es profesional y si conquista el Visa Open hará recompensa, aunque hay que dejar en claro que Mito aún no se le ve en 100% de su lesión en el hombro. Veremos.
El caso de los otros tres chilenos son diferentes para cada uno, pero no tan lejano entre sí. Horacio León y Benjamín Alvarado tienen asegurado su cupo en la Q-School del Web.com, por lo que, en el peor de los casos, ya se ganaron un estatus mínimo en ese circuito. De todas maneras, estos dos últimos campeonatos son importantes para ellos, porque aún pueden llegar al Top 5 del Orden de Mérito y así llegar con un colchón fijo de que tendrán estatus con ingreso a varios torneos en el circuito norteamericano.
Para León, la situación es más accesible. «Lora» se ubica 9° en el Orden de Mérito y a casi 20 mil dólares del quinto puesto. Valga decir que una victoria lo situaría de manera segura en el Top 5 e incluso, si se dan algunos cálculos matemáticos, un Top 3 (sin muchos empates que digamos) junto con otro Top 20. Por su parte, Alvarado, tiene que ganar. No hay otra opción. Y, además, sumar un Top 10 e incluso así dependería de otros resultados. De todas formas, ambos jugadores chilenos tienen boleto seguro en el final del Q-School, donde al solo jugar esa clasificación, obtendrán estatus mínimo en el Web.com Tour y esa subirá a medida que terminen lo más alto posible en el tablero (Top 25 es full estatus, por ejemplo).
El panorama de Cristóbal Del Solar es diferente. El chileno gastó uno de sus últimos cartuchos disputando la segunda etapa del Q-School del Web.com Tour la semana pasada y no pudo conseguir su cupo. Al disputar esa clasificación ya no puede llegar a la final del Q-School (10 mejores del Orden de Mérito), a menos que finalice Top 5. Gran tarea, pero no imposible. Para ello debe ganar. Su ubicación 15° en el Ranking lo tiene, en este momento, a más de 30 mil dólares del objetivo, por lo que una victoria y otro destacado resultado lo metería con tarjeta en el circuito norteamericano.
Este jueves comienza el torneo con cuatro chilenos en Pilará Golf Club, una de las canchas más prestigiosas del país trasandino y que por primera vez será sede del VISA Open de Argentina.