Getty Images
A pesar de haber finalizado una posición por debajo de como lo venían haciendo en las últimas dos ediciones de Copa Los Andes, el equipo femenino chileno se mostró positivo y con buenas sensaciones hacia el futuro.
Varias jugadoras que podrían explotar internacionalmente y la experiencia obtenida en este tipo de campeonatos, posicionan a nuestro país entre uno de los que más dará que hablar en los próximos años. Así lo cree Paz Echeverría, quien este año volvió a disputar la Copa y disfrutar lo lindo que se siente jugar por Chile. «El campeonato estuvo muy bueno. No jugamos nuestro mejor golf y enredamos algunos puntos claves que no nos permitieron cerrar más arriba«.
En resumen, el equipo nacional perdió contra Paraguay, a la postre quienes serían campeones, Colombia y Argentina. Todos ellos con un imponente desarrollo golfístico en diferentes ciudades. Situación parecida a la que vive Chile hoy en día, con representantes de varios clubes generando alegrías y llamando la atención cada vez que compiten. Quizás la derrota que más complicó al equipo fue vs Uruguay, equipo local que terminó por sobre las nacionales.
El quinto lugar, por detrás de Paraguay, Uruguay, Perú y Colombia, llevó a Chile hasta un escalón que había olvidado. A pesar de eso, el final fue bastante positivo, ya que vencieron cómodamente a Ecuador y Perú en la última jornada, llevándose buenas sensaciones de cara a los próximos desafíos de cada jugadora.
«El golf femenino va creciendo, sin duda. Este año tuvimos muchas mermas de jugadoras claves, pero esperamos poder contar con todas a partir del próximo año«. Y es que la ausencia de figuras como Natalia Villavicencio se hizo sentir en los días de competencias.
Para la mayoría, el objetivo ahora es tener un buen verano de abiertos y así poder proyectar un 2019 donde la misión sea ganar cada torneo que disputen, tanto nacionales como internacionales.
Si quieres revisar que conclusiones se llevó el equipo masculino de este año, te invitamos a leer la siguiente nota: Tercer lugar chileno 2018.