Foto

Andrew  “Beef” Johnston es el golfista del momento. Las tiene todas: atrevido juego, carismático, amado por el público y reciente miembro del PGA Tour. Es que luego de disputar las Finales del Web.com Tour, el inglés consiguió membresía para el circuito más importante del golf.

Hoy es uno de los jugadores favoritos de los fanáticos. Amado. Cada vez que llega al green se escucha desde “beeeeeeeeef”. Y él, con una barba terriblemente fascinante sonríe con otra sonrisa particular. Es el hombre del momento. De hecho, su rostro es la portada del mes de octubre en Golf Digest.

Primero saltó a la fama con su victoria en el Open de España en Valderrama por el European Tour. Ahí se hizo conocido por su golf. Y de apoco apareció su carisma, esa misma que ayudó a conseguir  invitaciones para algunos torneos importantes.

El apodo de “Beef” se lo ganó por algunas burlas de un amigo de la infancia. El inglés explicó que tenía el pelo largo rizado y su amigo dijo que “su cabeza parecía un gran pedazo de carne”. Esa historia la contó, riéndose por supuesto, en una conferencia de prensa y su alias quedó así en el circuito del golf.  Incluso, tiene tatuado «Beef Head» abajo de su hombro.

Así, el mundo del golf, la prensa y su entorno comenzaron hablar cada vez más del inglés, cuya pinta dice todo. Viéndolo causa simpatía. Entonces, después de su victoria y conferencia de prensa, Johnston comenzó a saltar a la fama tanto por su atrevido juego de golf como en su personaje golfístico.

Luego jugó la Qualy del US Open y clasificó a Oakmont. Ahí llegó y se ganó al público. Después vino el 145º Open y en Royal Troon no se paraba de escuchar el “beeeeeeeef” cuando llegaba al green. Créanme que no solamente es carisma. En su segunda presentación de un major y primero en el Abierto Británico quedó 8º.  Jugadorazo con todas sus letras.

Es que esa pinta también es acompañado de un gran golf. El Open de España se jugó en una de las canchas más espectaculares del mundo y ganó el torneo.  En el US Open pasó el corte y en el Open finalizó 8º. Mientras que en las Finales del Web.com sacó los resultados suficientes para conseguir la membresía al PGA Tour. Todo bajo un swing alocado y con fuerza, pero siempre con ritmo.

Desde afuera se ve un swing fuera de control y desordenado. Pero en el detalle del levantamiento del palo hasta el golpe se ve una bisectriz notable. Además, tiene la mentalidad de un ganador arriesgado. En uno de los cuatro torneos del Web.com pescó una madera 3 para subirla de una en un par 4. Ese es Beef a resumidas cuentas.

Entonces, si eres carismático como Andrew Johnston y juegas para divertirse, te irá bien en el golf. Sin dudas. Sé cómo Beef y llegarás al PGA Tour. Así no más.