Getty Images
Todos deben saber que el reciente campeón del WGC Match Play, Kevin Kisner, reinició su carrera en Chile. El estadounidense perdió su tarjeta del PGA Tour en el 2012 y al año siguiente se fue al Web.com Tour, donde en nuestro país marcó el puntapié de su revolución en el mundo del golf.
Kisner no había podido aguantar el ritmo en el PGA Tour, entonces se fue al Web.com Tour, donde en su tercer torneo ya supo que volvería a las mejores ligas. El evento corresponde a la segunda versión del Chile Classic, disputado en el Prince of Wales Country Club, donde logró una de las victorias más importantes de su carrera.
Uno que lo conoció ese año fue Benjamín Alvarado. El chileno prácticamente disputó la final del Chile Classic, donde jugó con Kisner en la última salida. En aquella vez, Benja estuvo con chances en todo momento de ganar, pero un doble bogey en el hoyo 15 lo alejó del título. Desde ese día, Kisner y el chileno forjaron una amistad. Un mes después,, Alvarado ganó el Brasil Classic, y en los campeonatos siguientes del circuito coincidieron en muchos grupos por ser los mejores del ranking de ganancias.
«Kisner es un buen amigo, el 2013 ganó en Chile y luego yo en Brasil, quedando ambos entre los mejores dos del ranking. El resto del año jugamos en casi todos los torneos juntos y también coincidimos en el PGA Tour. Es un tremendo jugador», cuenta Alvarado, quien también opina sobre un posible regreso del Chile Classic: «Sería un lujo tenerlo de vuelta, es el campeonato más importante que ha pasado por Chile con el mejor nivel de golf que se ha visto».
El paso de Kisner por Chile fue y es significativo. Hablamos de un jugador que, tras triunfar en nuestro país, conquistó tres títulos en el PGA Tour con un WGC incluido y también fue líder en más de ocasión en un Major. Alejandro Peric, organizador del Chile Classic e impulsor del evento, nos revela más detalles del estadounidense.
«En primer lugar, es muy caballero y sencillo. Vino a Chile a reiniciar su carrera. Su triunfo fue muy importante y decisivo para él. Se sintió muy bien acá, se acomodó a la cancha rápidamente, le gustó el ambiente y el país. De hecho, me lo topé tiempo después en Sawgrass y corrió a darme un abrazo y agradecer todas las atenciones que le brindamos», nos cuenta Alejandro, quien agrega una anécdota de Kisner tras ese último episodio ocurrido en The Players: «En broma, me dijo que tenía sentimientos encontrados, porque quería venir de nuevo a Chile, pero que no a jugar más el Chile Classic, porque eso significaba que habría perdido la tarjeta de nuevo».
Según nos comenta Peric, el reciente ganador del WGC Match Play sigue siendo un tipo humilde y que ese carácter debería ser una referencia para el golf chileno. «Le ha ido muy bien. Ya ha consolidado su carrera, formó una familia y creó una fundación de apoyo a la comunidad. Sigue siendo muy sencillo y quitado de bulla a pesar de la fama y del éxito económico. Un buen ejemplo para los jugadores chilenos que lo conocieron y jugaron con él».
Otro testigo de esa gran semana de Kisner en nuestro país fue Fabio Ríos. El actual editor general (sitio web) de Golf Channel Latinoamérica estuvo esa vez en el PWCC, donde recuerda bien las cualidades del estadounidense y que, al parecer, siguen intactas.
«Esa semana que ganó, se decía mucho que Kisner era muy sólido, constante y muy fuerte mentalmente, sobre desde el green. Ahí marca gran diferencia y así se vio en Chile. Tiene mucha tranquilidad con el putter. Con esa especialidad en match play se nota aún más, por eso fue finalista el año pasado y este año ganó el torneo «, comenta Fabio
Kisner es un jugador centrado en todos los aspectos. Según nos contó Peric y Ríos, sumado a lo que vimos la semana pasada en el WGC Match Play, el estadounidense maneja muy bien los ritmos del juego. Por ello es que destaca desde el putter y lo hace notar también con su consistencia mental. De hecho, cuando embocó un gran putt en el hoyo 16 para ganar el torneo este domingo ante Matt Kuchar, su celebración no fue nada eufórica. Puño arriba y nada más. Ni un ‘vamos’. Hablamos de un jugador serio, que se lo toma así dentro y fuera de la cancha.
Kisner es el primer jugador en la historia que gana el WGC Match Play siendo finalista en la última versión. Cuando sucede tal dato, normalmente pasa en un torneo stroke play, pero la otra modalidad no permite días malos y por ello es que el estadounidense tiene tanta determinación en la constancia. Seguro será una pieza clave del equipo norteamericano en la próxima Presidentes Cup o en la misma Ryder 2020, donde aunque no clasifique, su buen antecedente en match será un gran argumento para la elección del capitán Steve Stricker.
Kisner también ha hecho bastante conexión con Chile. No solo ganó en nuestro país, también posee el récord de cancha en el Prince of Wales Country Club. Esa fue una gloriosa vuelta de 61 (-11) durante la tercera ronda. Luego, el estadounidense forjó una amistad con Alvarado y también jugó en el día de práctica del Masters 2017 con Toto Gana.
El gran éxito de Kisner refleja el impacto del Chile Classic en nuestro país. Tras la cancelación del campeonato en el Web.com Tour (2015), se han estado haciendo los esfuerzos para traerlo de vuelta. Las intenciones existen y las gestiones para su regreso, según fuentes directas, empezaron hace bastante tiempo y solo falta ese empujón tan necesario para verlo el 2020. #QueVuelvaElChileClassic.