Esta semana, el circuito grande del golf tendrá a dos campeonatos como eje para seguir la actividad de las estrellas. Por un lado, el Puerto Rico Open será la gran oportunidad para aquellos jugadores que no hayan clasificado entre los mejores del mundo, justamente al WGC México Championship, torneo que revive una fiesta mundial en el país azteca.
Sobre todo si analizamos el momento actual del golf mexicano. En todos los tours más importantes, incluso en el LPGA, sus jugadores han dado muestra de que son capaces de ganar y pelear frente a estrellas.
En ese sentido, Abraham Ancer tendrá su gran recompenza luego de una excelente temporada en el PGA Tour. Los 36 hoyos iniciales del evento, Ancer jugará junto a Tiger Woods y Bryson DeChambeau, el grupo más estelar para los fanáticos locales y sobre todo, el espectador latinoamericano.
En nuestro caso, es un claro ejemplo de que más temprano que tarde, Joaquín Niemann compartirá campeonatos y grupos junto a ese tipo de jugadores, tal como lo ha hecho la semana pasada en el Genesis Open, donde en el ajetreo de la suspensión, Woods observó un poderoso drive de Niemann antes de empezar su vuelta.