Foto: AJGA
El «Pozo de la Serpiente» que figuran en los últimos tres hoyos del Copperhead de Innisbrook, donde se jugará esta semana el Valspar Championship, causa mucho temor. En la historia de este torneo se sabe que en el último tramo de la cancha se define el campeón, una gran prueba de fuego, al que una vez Joaquín Niemann atravesó con mucho éxito. 
Nos revocamos dos años atrás, en abril del 2017, cuando Joaco jugó el TaylorMade-adidas Golf Junior, torneo perteneciente a la AGJA que se disputó en el Innisbrook Resort & Golf Club, donde el chileno jugará esta semana en el PGA Tour. El asunto es que Niemann ganó ese certamen con un manejo impresionante. Primero partió 11°, luego alcanzó el liderato con una magistral vuelta de 67 (-4) y remató con un 68 (-3) que le dio la victoria por ocho golpes. También, tras acabar con un total de cinco bajo par, logró el record del certamen en los tres día de competencia, superando a ex campeones que hoy juegan en el PGA Tour como, por ejemplo, Chris Kirk, entre otros.
En ese torneo, además, Joaco fue el único que bajo el par con su acumulado. Pero más allá de su notable victoria, el paso de Joaco por el «Pozo de la Serpiente» fue grandiosa. En los tres días que jugó ahí hizo un seis pares, dos birdies y un bogey. Por tratarse de un evento juvenil, los tees no fueron los mismos del que jugarán esta semana en el Valspar Championship, pero tampoco deja de ser que el chileno haya concluido de esa excelente forma en cada una de las vueltas que disputó en el Copperhead de Innisbrook.
¿Es una buena señal que Niemann haya ganado en esa cancha hace dos años? Sin duda que conocer los rincones, las trampas y los greens del Copperhead de Innisbrook es un buen antecedente. Y más allá que se pudieran jugado desde otras distancias en el campo, ganar por ocho golpes de ventaja en un torneo que tenía a grandes jugadores de la categoría es otro detalle a destacar. Joaco ya tuvo una conexión con ese trazado y perfectamente se puede repetir.
Cuando Niemann ganó el TaylorMade-adidas Golf Junior, a esas alturas, ya sabíamos que su futuro era prometedor con grandes victorias como en el Junior Golf Championship (dos veces), Orange Bowl, Mundial Juvenil, Optimist, Mundial Juvenil, Sudamericano Juvenil, Junior Invitational, entre otros. Luego sería número 1 del mundo amateur, ganaría el LAAC para después disputar el Masters y un año después de ese triunfo en Innisbrook debutaría como profesional en el PGA Tour en un exaltado 6° lugar en el Valero Texas Open. Recuerdos que siguen frescos.