Foto: Golf News.
Otro gran desafío enfrentará esta semana Joaquín Niemann cuando enfrente el Honda Classic. Certamen grueso del PGA Tour, donde en las últimas dos ediciones han ganado Rickie Fowler y Justin Thomas, dos que jugarán esta semana, además de figuras como Brooks Koepka, Adam Scott, Sergio García, Webb Simpson, entre otros.
Sin embargo, el alto nivel de jugadores no será el mayor desafío para esta semana. En esta ocasión, la cancha propondrá un reto mayúsculo para cada uno de los participantes. The Champion Course del PGA National, ubicada en Palm Beach, Florida, es el escenario del Honda Classic y para este año trae una sorpresa. Todos los greens fueron renovados, los 18, y por ende, recibirán poco los tiros y seguramente estén duros como palos y muy rápidos.
Esta es la primera gran renovación de la cancha desde la última que se hizo en 2002, cuando Jack Nicklaus cambió el diseño originalmente creado por Tom Fazio . Entonces, todos aquellos que han participado en el Honda Classic, evento inaugurado hace 11 años en el PGA Tour, verán serios cambios en The Champion Course. Y como todos greens vírgenes y renovados, estos estarán en durísimas condiciones.
Edo Miquel, coach de Niemann y que está presente esta semana en el Honda Classic, confirmó las duras condiciones que recibirá el campo de Palm Beach: «Está muy difícil la cancha, como todos greens nuevos están muy duros y reciben poco, no creo que haya scores bajos «, sostuvo el director de EM Academy.
Los cambios que se produjeron, entre otros, es que se expandieron y se recuperaron 800 pies por green, restableciéndose el diseño original desde la última renovación en 2002. Los greens fueron cubiertos por el pasto bermuda TifEagle, que permitirá tener más consistencia en las condiciones climáticas del lugar.
También hicieron otros cambios en el campo, como la eliminación de algunas palmeras características del trazado, como en los hoyos 1 y 9, que permitirán a los jugadores tener tiro más accesibles a los greens respectivos.
¿Los cambios en los greens producirá un real impacto en los resultados? Se supone que sí, los jugadores tendrá que adaptar su estrategia en función de estas modificaciones. Sin embargo, ésta no es la única defensa en The Champion Course. Todos los años los participantes del Honda Classic se encuentran con la famosa e intratable Trampa de Oso. Tres recorridos, 15, 16 y 17, que son declarados como los hoyos más complejos del PGA Tour. Los 11 ganadores de este campeonato, algunos con más y menos ventaja, han tenido que cerrar en esos tres hoyos para llevarse el título.
«Todo debería ser ganado o perdido. No me importa si pegan 1000 yardas. La Trampa Del Oso resistirá cualquier cosa«, sostuvo Jack Nicklaus. Tiger Woods, que nunca pudo ganar este evento, dijo que « No hay rescates. Tienes pegar un buen tiro».
Y ahora, con greens nuevos, el campo pondrá al límite a absolutamente todos. Seguramente quien domine el tiro a green y esté fino con el putt tendrá un paso adelantado para ganar o por lo menos, para llegar con un colchón cuando enfrente la Trampa de Oso.
Joaco Niemann jugará por primera vez el Honda Classic y en esta cancha. Un nuevo desafío que lo enfrentará después de una semana de descanso que entrenó bastante y acompañado de conocidos como Toto Gana, Carlos Bustos y Claudio Correa.