Getty Images
Joaquín Niemann no tuvo una buena semana en el Corales Puntacana Resort & Club Championship. Las expectativas eran altas, considerando que los mejores del ranking no estaban en este torneo alternativo del PGA Tour. El golf, sin embargo, no discrimina si algo anda bien y Joaco no tuvo tiempo para reaccionar.
El chileno firmó una tarjeta de 75 golpes (+3) y terminó lejos, rompiendo así su racha de los cuatro cortes que superó consecutivamente. El chileno empezó bien la semana con una vuelta de 71 (-1) que le abría las opciones para despegar este viernes; no obstante, ocurrió lo contrario y principalmente porque fue víctima de un hoyo que le devastó su participación en Punta Cana. Un triple bogey en el green del 3 consternó su día y luego no hubo reacción. Sobre ese episodio, Edward Lackington (dueño de la tienda Lackington Golf), quien está presente en Dominicana, nos cuenta con lujo y detalle.
«El triple bogey fue por un mal approach que terminó en el agua. Después, la fue a jugar a una zona cómoda, por lo que esperaba dejarla cerca y hacer un putt para irse con bogey. Sin embargo, la dejó lejos y terminó haciendo tres putts. A veces la ansiedad juega una mala pasada«, narra Lackington.
El hoyo 3 del Corales Course es un par 4 de 410 yardas. Su gran trampa es la laguna que se encuentra a la izquierda, y tras jugar drive y posteriormente un hierro, Joaco la lanzó el agua y después no hubo vuelta atrás. De hecho, sobre ese episodio, Lackington cuenta una anécdota relacionada a las nuevas reglas y que le pudo haber cambiado el destino de ese hoyo.
«Cuando Joaco hizo el drop, los dos jugadores de grupo le gritaron para que lo hiciera diferente», aludiendo de que el chileno había dejado caer su pelota desde el hombro y no de la rodilla como se debe.
Por último, Lackington analizó los dos días del chileno en el torneo del PGA Tour: «En el driver estuvo impecable. Ayer jugó bien, faltaron embocar un par de putts. También tiene que cuidar el tema de los «ganchos». Mientras que hoy, agrega: «La verdad es que partió bien con par y par, pero después vino el triple y un tallarín en 360° grados. Un mal día de golf«.
Niemann jugará la próxima semana en el Valero Texas Open, el recordado torneo que jugó por primera vez como profesional y donde acabó en el 6° lugar. También será la última chance para clasificar al Masters, cuya única vía es ganar dicho certamen.
LEADERBOARD