Getty Images
La tercera fue la vencida. Con esa reconocida frase podríamos comenzar a describir lo que fue el desarrollo de los chilenos en esta jornada de Q-School para llegar al European Tour. Si bien hay dos que siguen destacando sobre el resto, los resagados aún sueñan con la remontada antes de que se realice el corte posterior a la cuarta ronda (son seis en total) a disputarse este martes.
Sin duda que la nota alta de esta vuelta al dio un sólido Hugo León, quien tras anotar un águila, cuatro birdies y solo un bogey, firmó su tarjeta de 67 (-5) para ingresar al Top 20 del tablero general, todo un avance si consideramos que tras la segunda ronda se encontraba fuera de los 50° mejores en Lumine.
Quizás el mejor acierto de León ha sido embocar dos águilas durante el transcurso del campeonato, golpes que dan confianza y terminar por ayudar a consolidar las respectivas rondas. A falta de una ronda para el corte y tres para saber su posición final, por ahora mantiene altas posibilidades de conseguir full estatus en el European Tour. Enorme progreso que solo necesita una confirmación, por ahora 17° con 205 golpes acumulados (-10).
Otro que viene haciendo ruido es Matías Calderón, ya que luego de conseguir su mejor ronda desde el inicio de esta etapa final de Q-school, logró subir hasta la posición 41° del tablero, superando el corte momentáneamente con un total de 207 impactos (-7)
A pesar de anotar un bogey en el final de su tercera vuelta, Calderón está demostrando que su nivel es apto para llegar directamente al European Tour, aunque eso deberá seguir demostrándolo más allá de estas tres rondas jugadas.
Mientras que los restantes chilenos en competencia se mantienen esperanzados en lograr una remontada, aunque para eso deberán conectar un festival de birdies y lograr la mejor ronda posible. Por ahora, Aguilar se ubica 99° con un total de 212 tiros (-2), proyectando una distancia de dos golpes con el corte. En cambio, Geyger necesita una remontada aún más grande, ya que tras sumar 218 tiros (+4) en estos tres días, debe recuperar casi 11 tiros para soñar con algo. Muy complejo, pero no imposible.
Al igual que las ediciones anteriores, luego de cuatro rondas habrá un corte, donde solo los 60 mejores y empatados jugarán dos rjornadas más, tiempo en que finalmente los 25 mejores y empatados conseguirán estatus completo en el European Tour. Además, esta final de Q-school se disputa en dos canchas: Hills Course y Lakes Course.
LEADERBOARD