Getty Images
Es una costumbre de que un chileno esté presente en el European Tour. Por doce años seguidos, al menos, uno hace patria. Ahora no será Felipe Aguilar, a pesar que tendrá una categoría menor  por ser ex campeón y donde sumada a otras invitaciones podrá jugar una cierta cantidad de torneos. Ahora el que tendrá full estatus es Hugo León. 
Y es que de manera dramática León consiguió su cupo para el European Tour. El tiempo ha dado la razón. Pelón se hartó de probar suerte en Estados Unidos y en el Viejo Continente encontró su camino. El año pasado se probó en la primera fase de la Q-School y luego llegó a la final. En esa clasificación no pudo conseguir boleto, pero sí le dio entrada al Challenge Tour, donde tuvo una excelente temporada que le permitió jugar otra vez la final para tomarse una revancha que la vivió a flor de piel.
León clasificó en los justo. Al límite y a regañadientes. La vuelta de hoy, la sexta de la clasificación, fue la peor, aunque eso poco importó. El asunto era hacer un birdie en su jornada, durante 17 hoyos ni siquiera había hecho uno y solo un acierto le bastaba para amarrar la clasificación. Y si no se sufre, no vale, un lema que León ha tenido que lidiar en su carrera, que implica mucho sufrimiento, pero que al final y al cabo se siente mucho más que una clasificación amarrada con holgura. Así fue que el chileno embocó un birdie en el 18 de la vuelta en Lumine. Dramático.
León se sacó un peso grande y a su vez ha alcanzado el mejor circuito de su carrera. Sí, estuvo en el Web.com Tour, donde levantas una piedra y encuentras 50 jugadores de primer nivel que pueden competir en el PGA Tour, pero vamos, el European Tour es el European Tour y el debate se cierra.
El chileno ha quedado 20° en el tablero con -16, un golpe más y quedaba con los sueño en el piso. De esa manera ha conseguido con full estatus en el European Tour mediante una categoría donde podrá ingresar a la mayoría de los torneos, pero no a los Rolex Series, aunque sí hay certeza que puede correr la lista hasta meterese, tal como sucedió con Aguilar y Geyger este año. Para el caso, tendrá los eventos suficientes para poder, al menos, mantener la tarjeta y para ello debe quedar en varios Top Ten y lógico, si gana tendrá el derecho de permanecer por dos años más con los derechos seguros para disputar todo el calendario del circuito europeo.